Contra el nepotismo

.
.
El secretario general de CC.OO. es desalojado, por la fuerza, del pleno del
Ayuntamiento donde se debatía sobre la privatización del agua


CARTA DEL SECRETARIO GENERAL DE CC.OO DE LEÓN AL RESPONSABLE DEL PSOE, DENUNCIANDO LOS ABUSOS DEL ALCALDE


A don Óscar López Águeda
Secretario General Partido Socialista de Castilla y León – PSOE
Avenida Medina del Campo 11
47014 VALLADOLID


León, 18 de junio de 2009


Estimado Secretario General.

Me dirijo a ti en nombre de la Comisión Ejecutiva de la Unión Sindical de CCOO de León con el objeto de poner en tu conocimiento, si no lo están ya, los hechos lamentables ocurridos en el Pleno del Ayuntamiento de León el pasado día 8 de junio, de los que fue víctima, entre otras personas allí presentes, este Secretario General. A nuestro juicio, la gravedad de los mismos, sumados a otros anteriores de similar naturaleza, nos obligan a dirigirnos a ti también para exhortarte, como Secretario General autonómico del Partido Socialista, a que actúes como estimes oportuno para su reparación en principio y para su radical eliminación en segundo término.
.
La fractura social que vive la ciudad de León a consecuencias de algunas decisiones del equipo de gobierno de nuestro Ayuntamiento, a cuyo frente se sitúa un alcalde del Partido Socialista, además de Secretario Provincial del mismo, nos llevó a un amplio número de organizaciones sindicales, vecinales, políticas y ciudadanas a asistir a esa sesión del Pleno, tal y como habíamos hecho en ocasiones precedentes, con la intención de expresar de forma visible y pacífica nuestro rechazo a las mismas; en particular, al proyecto de privatización del Servicio Municipal de Aguas.
.
Ya el acceso al edificio del Ayuntamiento fue humillante. Tomado por la policía municipal, fuimos obligados a colocarnos en fila india ante la puerta y acceder al mismo de uno en uno a través de un pasillo formado por agentes en una clara formación para amedrentar. Una vez en el salón de plenos, antes de iniciarse la sesión, desde el primer banco del público, puesto en pie y con absoluto respeto, solicité permiso al Alcalde para que me concediera la palabra. Acompañada de un gesto de displicencia, su respuesta fue simplemente “¡¡¡lo que faltaba!!!”. No hubo más y recuperé mi asiento. De inmediato, dos policías municipales se abalanzaron sobre mí exigiéndome que abandonara la sala, me tomaron por los brazos, me incorporaron y, sin atender a mi explicación en el sentido de que uno sabe caminar solo, me arrojaron fuera. De lo que hubo dentro no sé más que lo que informaron los medios de comunicación.
.
Pero no concluyeron con esto los abusos. A pesar de mi comportamiento educado en todo momento, fui escoltado a lo largo de la amplia escalera que conduce a la salida, acompañado de gritos y exigencias por parte de varios agentes para que me identificara y con amenazas de que sería conducido al cuartelillo. Por fin, en el hall del edificio les mostré mi DNI, tomaron nota de los datos y quedaron tranquilos al verificar que no se trataba ni de Santi Potros ni de Josu Ternera. Y me fui.
.
Quiero que sepas que este comportamiento exagerado y abusivo de la policía municipal, es de suponer que ordenado o autorizado por el Alcalde, no es la primera vez que ocurre. De hecho, a principio de este mismo mes hubo de suspenderse un juicio por agresión contra otro ciudadano en el propio edificio del Ayuntamiento; una suspensión bochornosa por cuanto a la agresión vino a unirse suplantación de personas e intercambio de placas entre los agentes que comparecieron ante la juez. Relacionar lo arriba relatado con este último suceso tampoco me parece descabellado. Resultaba evidente que en el ánimo policial y municipal existía un ademán de revancha tan injustificable como indiscriminada.
.
Cuantos hemos conocido la vida municipal leonesa incluso desde tiempos preconstitucionales reconocemos a la perfección cuanto está ocurriendo con el empleo abusivo del poder policial. Son los mismos usos y maneras arrogantes que presidieron este Ayuntamiento en los años ochenta, de los cuales el actual alcalde, Francisco Fernández, es un vergonzoso discípulo. Tu antecesor en el cargo, Ángel Villalba, te puede informar de lo que esto significa. A nuestro modo de ver, no es sino el ejercicio soberbio de la política, propio de los débiles y de quienes carecen de argumentos para gobernar. Es el gobierno de los necios.
.
Y siendo grave en general cuanto hasta aquí te relato, debo resaltarte a la par un aspecto no menor. La actuación de vuestro alcalde la interpretamos como una agresión directa a la Unión Sindical de CCOO de León en la persona de su Secretario General, que ni se corresponde con lo que debe ser fluida relación entre nuestras organizaciones ni con el grado de colaboración constructiva que nuestro sindicato ha mantenido con ese señor, siempre y cuando no le lleváramos la contraria. Quiero que sepas que esta percepción no es sólo nuestra; así nos lo han expresado también numerosas personas en las últimas fechas, algunas de ellas notables militantes del Partido Socialista. Por supuesto, ninguna de ellas del equipo de gobierno del Ayuntamiento. Si como se rumorea insistentemente en la ciudad, estáis pensando en el relevo de alguno de ellos, parece ser que de su cabeza, te animo a que lo hagáis cuanto antes por el bien de esta ciudad y, me atrevo a decirlo, del partido.
.
Así pues, a falta de un acto que repare lo ocurrido y que sea muestra a la vez de un verdadero cambio de actitud, hemos tomado la decisión de abandonar todas las comisiones de trabajo y de participación institucional de las que formábamos parte en el Ayuntamiento de León y dar por cerrados todos los espacios de colaboración. Así mismo, en la medida en que estamos hablando también del Secretario Provincial del partido, consideramos rota cualquier relación formal entre la Unión Sindical de CCOO de León y el Partido Socialista de León. Así lo comunicaremos de inmediato en uno y otro ámbito, así te lo expresamos a ti y así lo haremos público a través de los medios de comunicación, mediante la publicación de esta carta.
.
A la espera de tiempos mejores, recibe un saludo.


Ignacio Fernández Herrero
Secretario General Unión Sindical CCOO León
.........................................................................................
.
.